sábado, 30 de julio de 2011

Molde

Sir Lawrence Alma-Tadema
El poeta Galo soñando
De remendar sonetos estoy harto.
Dame, Terpsícore, textil licencia,
Haz de mi capa un sayo y ten paciencia
Si vuelvo a las labores del esparto.

Verso libre no exige duro parto,
Pero busca su espacio la Conciencia
Para vestir de gala su apariencia
Y escurrirse con tiemblo de lagarto.

Bien hilvano en la horma sus secretos,
Mas secreto sin horma se resiste
A mi aguja mellada y lo trasquilo:

Visita el Corte Inglés de los sonetos,
Casquivana, que el sastre que te viste
De embastar tu canción quedó sin hilo.

jueves, 28 de julio de 2011

Análisis

Jósef Mehoffer
La cabeza de Medusa
Efusión de leche - una gota, sí -
Del seno a la copa brota, espesa
La insustancialidad del filtro, cesa
De incertidumbre la fusión en ti.

Copa y pecho, tan altos, di
Dónde rebulle el veneno, qué mesa
Vestirá su fragancia, en qué sorpresa
Tendrá desbordamiento, frenesí.

Sed de metal, descarnación completa
En aleación de glóbulos, pasaje
De alquimia y tacto, soledad discreta;

Despojado el fluir de su celaje,
Marejada en lo sólido, secreta
Absorción y otra vez símbolo y traje.

Menudencia

William-Adolphe Bouguereau
Bacante
"Yo que creía que...", ¿cuánto te resta
De aquella certidumbre que auguraba
Amor en exclusiva? ¿Qué pasaba
Por tu frente alocada, malatesta?

Aquella servidumbre ahora es esta
Agria desilusión decimoctava.
¿Tienes bastante? Hembra gallipava
Quieras que no, gañán, se te indigesta...

Despierta ya, florero, a los desplantes
Repetidos que brotan de la acerba
Infalibilidad y la proterva

Indiferencia. El vino vino antes.
Dale pues a la bota y no te aflijas:
Olvida por tu bien mozas canijas.

Remembranza avizor

Edward Munch
Melancolía

Si al hacerte el amor en el momento
Que no vislumbro aún, el de tenerte,
Recordara este momento inerte,
Esta tumefacción, este tormento;

Si recobrara el turno macilento
Del pitillo tenaz y el gusto fuerte,
Destructor, de la botella, suerte
Fuera que al lado justo del lamento

Edward Munch
Por no tenerte ahora, recordara
La insólita certeza de cobrarte
Algún día remoto, satisfecho.

Así, aunque la certeza flaqueara
De poseerte toda, un baluarte
Fuera tu cuerpo allí de cuerpo hecho.

00:00 h Metro Espuma Recuerdo

Gustave Moreau
Galatea
¿Cuánto queda de ti, lejos, hallado
El descanso por fin de tu presencia?
¡Cuánto me vulneró la indiferencia
A todas mis palabras! El recado

Que daban mis silencios, sofocado
En la perennidad de tu indolencia,
No halla expansión, ni centro ni adherencia
Fuera de ti, ni freno, ni bocado.

Te marchas ya y yo quedo resarcido
Del dolor que insertaban tus sonrisas
-Otro goza su risa genuina,

Pensaba, ellas partían al olvido
De otros ojos - mordientes, insumisas,
En el lóbrego amor que se avecina.

sábado, 23 de julio de 2011

Mientras

Gustav Klimt
Adán y Eva


Sigo mientras la ausencia no acontece
Tus contornos seguros: pabellón
Alanceado de tu oído, unión
De ojo rotundo y párpado. Se ofrece

-Tierno lunar sobre la ceja crece-
Órbita repetida, conjunción
Plenaria tu mirada. Encarnación
Del número perfecto en ti se mece.

Pechos que manan vientres de consuno,
Vientre total que regurgita pechos,
Conclusión cardinal de piernas mansas;

Sedición rumorosa, de uno en uno,
Van pedazos de tiempo en que descansas
Renaciendo entre auroras y barbechos.

viernes, 22 de julio de 2011

Musicofrenia

Dante Gabriel Rossetti
La sirena Ligeia
Escudriñar las formas del arrobo
(Territorio incapaz de la demencia
O indómita amplitud de la cadencia):
Penetración igual. Hambre de lobo.

Ruptura lenta y circular del globo
Encallecido en clave de latencia
(Recobrado atabal de independencia):
Desolación, timbal, fluencia, trovo.

Oh, desgarrar el velo sinuoso
Que prolonga el objeto y lo secciona,
Forma afín a su idea y tan liviana

Que en postura de vuelo presuroso
Trasciende el corazón y lo emociona,
Dejando al remontar el alma vana.

Nunca

Edvard Munch
Madonna
¿Por qué, Necesidad, pusiste freno
A tu propio cumplimiento en la manera
Del deseo rompiente, una quimera
Fenecida en turbión de su veneno?

Recabar la turgencia, el desenfreno
De la sangre bramante en la escollera
Pecaminosa del placer, la entera
Resurrección de todo lo terreno

En un sello carnal, no es fundamento
De comunión y lances más suaves,
De interminable unción, no es alimento

Para las ganas infinitas, graves.
Para la eternidad no es instrumento.
No es llave del dolor y tú lo sabes.

Eleuthera

John William Waterhouse
Lamia
En la sed retoñece la semilla
Y el desierto se puebla de fragancia,
Ruge el león su noche a la distancia
Tendido en un jardín de buganvilla;

Tiembla el panal exento de rencilla
Sonora que reclame su abundancia,
Vence la encarnación su reluctancia
Y engéndrase por fin la maravilla

Henchida de ocasión, encenagada
De probabilidad reciente, plena
De pasión en sí misma contenida;

Torna su afán y oscila enamorada,
Reteniendo en su llama su condena
Por volición brutal establecida.

00:00 h Nebulosa Aerolito Campana

Gustave Moreau
Galatea
Noche, rígida niebla, llama errante,
Polifónico arrullo de las ranas...
Moroso percutir de las campanas
Destañendo las horas, por delante

Me alcanza, prodigioso, en el instante
-Dos días hace ya; tenía ganas
De besarte; no pude; tus lozanas
Mejillas se nimbaban de sangrante

Belleza- en que Disfruta me decías
De esta semana. Adiós y sonreías.
Y yo me imaginaba una mañana,

Un día, dos, sin ti, sin poder verte...
¿Cómo quieres que goce una semana
Si estoy a una semana de perderte?

A magistris

Seguidores