sábado, 23 de julio de 2011

Mientras

Gustav Klimt
Adán y Eva


Sigo mientras la ausencia no acontece
Tus contornos seguros: pabellón
Alanceado de tu oído, unión
De ojo rotundo y párpado. Se ofrece

-Tierno lunar sobre la ceja crece-
Órbita repetida, conjunción
Plenaria tu mirada. Encarnación
Del número perfecto en ti se mece.

Pechos que manan vientres de consuno,
Vientre total que regurgita pechos,
Conclusión cardinal de piernas mansas;

Sedición rumorosa, de uno en uno,
Van pedazos de tiempo en que descansas
Renaciendo entre auroras y barbechos.

No hay comentarios:

A magistris

Seguidores