sábado, 3 de septiembre de 2011

Hora

William-Adolphe Bouguereau
Idiliio
Me llegó el sueño antes que tú, perdona
Que justo aquella noche no esperara,
La noche que pudiste, luna clara,
Rescatar del estruendo tu corona

Y presidir, magnífica amazona,
Por las cumbres remotas la algazara
De las dríadas blancas, y en tu cara
Sed de mantis y frente de madona.

Me había estado diciendo: "Ya es la hora.
Ella no va a venir. ¿Quién te desvela
Si no es tu fantasía? Duerme ahora".

Pero en mi despertar sentí tu estela
Perdida en el mensaje de la aurora:
"Esperarla es mejor, aunque te duela".

A magistris

Seguidores